Prensa
La Alegría de ser Tango

El Tangauta – 
Julio 2013

La Alegría de ser Tango

____

La obra Social Tango conjuga danza y video. Sus creadoras, Agustina Videla, la bailarina y coreografa de formación clásica y moderna, y Nora Lezano, “la fotografa del rock”, hablaron con El Tangauta sobre el espectáculo de baile que se estreno en el Teatro de la Ribera del barrio de La Boca.

¿Se trato de fusionar, entonces?
Agustina Videla: Social Tango empezó hace un año y medio junto a Ramon de Oliveira y Mayra Galante.
Ideamos este espectáculo con el deseo de sentirnos identificados en nuestra manera de vivir el baile. Queríamos contar la transformación cuando descubrís el tango y como ganas un espacio social. Después, tuvimos la suerte de encontrar a Nora Lezano, nos fascino su estética y talento. La llevamos a las milongas para que descubra a sus protagonistas.
Nora Lezano: Que me convoquen fue un gran desafío para mi. No tenia casi acercamiento al tango, y lo hice desde mi punto mas fuerte…la fotografía. Les propuse fotografiar a los verdaderos protagonistas de las milongas…Después vino el resto: involucrarse mas, participar estéticamente en el guión y hacer esos cortos…Hace 23 anos que hago retratos, pero ahora me su entusiasme: creo que puedo bailar tango! (se ríe)

O sea, ¿construir y actuar en base a una elaboración conjunta?
NL: Social Tango es un espectáculo diferente justamente porque cuenta la historia de un hombre que descubre el tango, y no la historia del tango. Contamos de una manera estética, sensible y con baile genuino, como es el tango hoy, el de las milongas, ese que incluye a un joven de 20 anos con zapatillas Converse y también a un señor de 80 que no baile sin el saco puesto! Es un proyecto honesto. Me gusta y quisiera que trascienda.
AV: Al usar video llevamos al escenario la diversidad generacional, social y cultural de la milonga. Los bailarines de la compañía pertenecen a la nueva generación de artistas del tango, pero en los cortos y fotografías, todos los milongueros y sus individualidades estan incluidos.

¿Entienden esa libertad y diversidad como fenómeno de fortaleza?
NL: Exacto. Nuestro objetivo es reflejar la actualidad del tango y para eso contamos una historia donde usamos danza, video y fotos.
Si, claro, todo es usado en función del un hecho artístico poderoso.
AV: Este espectáculo y su mirada son algo personal. No pretende encajar en ningún rotulo o titulo. Lo hacemos con espontaneidad de la manera que lo sentimos. Siempre apuesto a que haya un lugar de libertad para nuestras elecciones personales, intimas, que otros no pueden manipular, salvo que los dejemos. Ese espacio es el que debemos mantener intacto para salvarnos y no convertirnos en títeres.

Es valido de calificarla de obra contemporanea?
AV: Si. El baile no tiene que ser necesariamente así, aunque por estar arriba del escenario, su manera es diferente a la que tiene en la vida común y corriente. No esta siempre ligado a lo sensual y pasional. No esta atado a estereotipos tampoco.
Generamos un espectáculo donde nos vemos identificados estética y sensitivamente.

Acerca del Espectáculo

El show traslada toda la belleza de la danza de tango al escenario, a traves de siete parejas de bailarines profesionales. Sin desvincular el baile de su costado social, lo que el tango significa para las personas, dota de un rostro humano a ese arte de pura improvisación y creación, que permite vincularse con lo artístico a cualquier edad, a partir de la doble comunión entre la música y la pareja.

Nora Lezano, la responsable del video y fotografía de Social Tango muestra los verdaderos rostros de la milonga, a través de tres cortometrajes, donde se ve a siete personajes representativos de la gran diversidad que asiste a los salones mas populares de Buenos Aires.

Ademas de los retratos, exhibidos en el foto-espacio del teatro de la Ribera, en una muestra paralela al espectáculo y curada por Juan Travnik, Nora Lezano realizo tres cortometrajes que interactuan con el baile mostrando fragmentos de la vida de los verdaderos protagonistas de las milongas: las personas comunes retratadas en su soledad. También aparecen imágenes de lo mas tanguero: la propia Buenos Aires, sus calles, barrios y grandes avenidas. Asimismo, la intimidad de una milonga, el momento del encuentro de los personajes. El baile y su periferia, lo que sucede en las mesas, puertas o barras de cualquier milonga porteña para construir un baile complejo a partir de elementos simples, una experiencia para encontrar la calidad de los movimientos y su complicidad con la melodía.

En cuanto a lo musical, Social Tango responde con coherencia a las premisas estéticas que definen el resto del espectáculo: la diversidad propia de la milonga se aprecia en la selección de los temas: desde tangos electrónicos de Narcotango hasta composiciones de las orquestas de los 40, pasando por canciones interpretadas por Bebo & Cigala o It takes two tango de Louis Amstrong. Evitamos aquellos tangos muy transitados como la Yumba o La Cumparsita”, explica Videla. “Elegimos cosas que no se escuchan demasiado como Poema de Francisco Canaro o Buscándote, por la orquesta de Osvaldo Fresedo”

Escapando del siempre amenazante estereotipo visual tanguero, el vestuario diseñado por Renata Schussheim elude, en el caso de las mujeres, el arquetipo de la femme fatale de escote profundo y medias de red, ofreciendo una estética mas ingenua pero no por ello menos sensual.
“Nuestra búsqueda estética y conceptual paso porque el espectador se vincule con una música y danza que le pertenecen, propias. Pero mirando el tango desde el presente, nuestra contemporaneidad”, aclara Videla, y finaliza: “Homenajeamos a todos los desconocidos del tango: los que lo bailan todos los días”.

___

Artículo online: http://issuu.com/eltangautatango/docs/eltangauta224

All Content is ©2015 Social Tango Project. All Rights Reserved.
site by Aeronave visual