Prensa
La milonga, desde el alma

Clarín Espectáculos – 17 de julio de 2013

La milonga, desde el alma

___

Por Laura Falcoff

Con la excusa de retratar ese género, el espectáculo de Videla y Lezano logra pintar atmósferas de rica intimidad.

El peculiar micromundo de las milongas porteñas ha sido retratado con cierta profusión en los últimos tiempos, sobre todo por documentalistas de aquí y del exterior y, en menor medida por artistas de la escena.

Social Tango, que acaba de estrenarse en el Teatro de la Ribera, es también a su manera un retrato de la milonga o, mejor dicho, del efecto de la vida de la milonga sobre aquellos que la frecuentan. En este sentido, Agustina Videla y Nora Lezano, que comparten la dirección del espectáculo, desarrollaron un pequeño núcleo narrativo: un hombre apresado en la rutina cotidiana, cuya existencia cambia al descubrir la amistad e incluso el amor; el personaje se abre a una vida, presumimos, nueva, cuando ingresa a ese círculo difuso pero reconocible de hombres y mujeres para los que bailar tango es más que una afición pasajera. Uno de los grandes méritos de Social Tango consiste en relatar la historia sin “mensajes”, sin escenas que demuestren que la sorpresa es mejor que la rutina o que el contacto con los demás es preferible a encerrarse en uno mismo. Todo lo contrario: Social Tango es una obra muy depurada desde el punto de vista escénico y en la que todo lo que se narra se hace con el propio vocabulario de la danza. Agustina Videla, como coreógrafa, recurre tanto al tango como a la danza contemporánea y encadena las escenas en una fluida sucesión de atmósferas y situaciones: puede ser el baile puro y simple, con todo el regocijo y la felicidad que implica estar inmerso en él, o la descripción de la pena amorosa en una breve coreografía muy bien resuelta e interpretada sólo por los varones.

El vocabulario del tango que se utiliza carece de figuras efectistas y en todo caso se relaciona más cercanamente con el baile que puede verse en las milongas; la fuerza escénica está dada por las múltiples y atractivas combinaciones de diseños espaciales.

La participación de la fotógrafa Nora Lezano tomó forma en los estupendos cortos filmados que se intercalan entre las escenas en vivo. El primero es particularmente notable, registro de una Buenos Aires conocida y desconocida, hermosa y espantosa. Excelente es el elenco de bailarines así como el imaginativo vestuario de Renata Schussheim y la iluminación de Marcelo Cuervo, muy consustanciada con la obra.

___

Artículo online: http://web.clarin.com/espectaculos/musica/milonga-alma_0_957504364.html

All Content is ©2015 Social Tango Project. All Rights Reserved.
site by Aeronave visual